EL SENTIDO DE LA VISTA

EL SENTIDO DE LA VISTA

Se llama visión a la capacidad de interpretar nuestro entorno gracias a los rayos de luz que alcanzan nuestros ojos.

La visión o sentido de la vista es una de las principales capacidades sensoriales del hombre y de la mayoría de los animales.

La importancia de una buena higiene visual reside en que es esencial para la realización de nuestras ABVD (actividades básicas de la vida diaria) tales como
comer, vestirnos, asearnos…

El funcionamiento del ojo es comparable con una cámara fotográfica (es necesario un buen enfoque, que las lentes estén limpias…). Debemos fijar la vista y enfocar un objeto, luego su imagen atraviesa unas estructuras y lentes transparentes formando la imagen del objeto en el fondo de nuestro ojo (en la retina) y posteriormente es enviada a nuestro cerebro a través del sistema nervioso.

A continuación voy a enumerar algunos cuidados que debemos llevar a cabo para mantener sanos nuestros ojos:

• La dieta: Debemos comer muchas frutas y verduras . Las zanahorias por ejemplo son ricas en Betacarotenos, un antioxidante que reduce el riesgo de degeneración macular

• No pasar mucho tiempo mirando la pantalla del ordenador: Puede causar cansancio y sequedad de ojos. El brillo de las pantallas produce fatiga en los músculos de los ojos. Parpadeamos menos al estar fijando la vista y se nos resecan más los ojos.

• No leer con poca luz: Produce cansancio en los ojos.

• Usar lentes de sol con protección ultravioleta: No solamente que sean oscuras ya que éstas hacen que veas todo más oscuro y con ello las pupilas se dilatan más y no filtran los rayos ultravioletas. La protección en la juventud conlleva la prevención en años posteriores. El daño causado a los ojos por los rayos ultravioletas se acumula durante la vida por lo que es importante la protección desde la infancia al igual que hacemos con la piel.

Del mismo modo que el resto de los músculos del cuerpo, los músculos de los ojos se fortalecen si los ejercitamos. Existen diferentes ejercicios tanto para ejercitarlos como para relajarlos. Voy a citar algunos que hemos realizado en el centro y que se pueden hacer en casa fácilmente.
Todos los ejercicios se deben hacer con la cabeza mirando al frente y los hombros relajados.

1- Enfocar un objeto (un lapicero o nuestro dedo pulgar por ejemplo) lejos y cerca y repetir el proceso. Primero con los dos ojos y luego alternando con cada uno.

2- Mirar hacia arriba y hacia abajo, siempre sin mover la cabeza, solo con los ojos.

3-Mirar lo más lejos posible a nuestra derecha y lo más lejos posible a nuestra izquierda.

4-Cerrar los ojos y mover las cejas hacia arriba y a la vez de los párpados hacia abajo.

5-Hacer círculos con los ojos hacia la derecha y luego hacia la izquierda.

6-Guiñar un ojo con toda la fuerza que podamos, luego lo relajamos y lo abrimos y repetimos el mismo proceso con el otro ojo.

7- Nos tapamos un ojo y seguimos un objeto con la otra mano lateralmente llegando hasta la altura de la oreja donde la visión se hace más borrosa. Lo hacemos de la misma manera hacia arriba y abajo

8- Parpadeamos rápida y repetidamente, esto proporciona un descanso momentáneo y humedece los ojos.

9- Cerramos los ojos y los cubrimos con las palmas de las manos sin presionar e intentamos visualizar el color negro.

10- Nos quedamos con los ojos cerrados pensando en algo agradable.

BIBLIOGRAFIA RECOMENDADA: – Barraquer. com

– e-oftalmología.com

Ana Fernández López, Enfermera. Nº colegiada: 42825

ACTIVA San Sebastián de los Reyes – Alcobendas