¿QUÉ ES Y COMO PUEDE TRATARSE LA CERVICALGIA?

¿QUÉ ES Y COMO PUEDE TRATARSE LA CERVICALGIA?

Todos hemos sufrido alguna vez de dolor de cuello, ¿qué es y cómo puede tratarse?
Se denomina cervicalgia al síntoma conocido como dolor de cuello, percibido en la zona comprendida entre la línea nucal superior (zona occipital), a la primera vértebra dorsal, y lateralmente limitado por los extremos laterales del cuello.
El dolor a nivel cervical tiene que ver en muchas ocasiones con un mal uso del cuerpo, las posturas incorrectas y mantenidas, en el trabajo, frente al ordenador o durante el sueño. Además también lo puede desencadenar una exposición prolongada al frío, traumatismos o factores psicológicos como el estrés, la ansiedad o la depresión.
Los síntomas más frecuentes de cervicalgia son dolor (el más frecuente), parestesias, debilidad, pérdida de movilidad, dolor de cabeza, mareos, alteraciones del equilibrio, disfagia, contractura de los músculos periféricos o tortícolis entre otros.
Las técnicas de tratamiento de fisioterapia que han resultado tener más evidencia clínica y científica son:
• Movilización articular segmentaria de baja velocidad o manipulaciones bien de la columna cervical o dorsal. Manipulación de la articulación temporomandibular y osteopatía craneal.
• Técnicas miofasciales, para el músculo y su fascia.
• Estiramientos analíticos de la musculatura cervical, técnicas de Reeducación Postural Global, o incluso en actividades grupales como el control postural
• Fisioterapia activa dirigida a mejorar la propiocepción y control motor, mejorando la coordinación fuerza y resistencia de musculatura estabilizadora profunda como son: flexores profundos del cuello, suboccipitales, semiespinoso del cuello y esplenio del cuello.
• Movilización neuromeníngea en dolores irradiados a miembro superior.
• Rehabilitación combinada con electroterapia aplicada con criterio clínico, como: onda corta, microondas y ultrasonidos, (cuando existen lesiones específicas asociadas), y T.E.N.S (sobre todo en dolores de larga evolución).
Debido a que la cervicalgia puede producirse por diversos tipos de lesiones distintas, que producen síntomas parecidos, es preciso identificar la causa en concreto de cada paciente para poder aplicar un tratamiento adecuado para el origen del problema y no sólo tratar los síntomas que produce, para evitar que la lesión empeore y se cronifique.

Bibliografía:

Tomás Sepúlveda Arévalo, Medwave 2004 Cervicalgia y cervicobraquialgia en el adulto mayor. Neck pain, and neck and upper limb pain in the elderly

eFisioterapia, 2001. http://www.efisioterapia.net/articulos/recomendaciones-el-paciente-cervicalgia.

María Calavia Arespacochaga
Fisioterapeuta Col nº9237
ACTIVA San Sebastián de los Reyes – Alcobendas