LA GRIPE

LA GRIPE

La gripe es una enfermedad causada por un virus, que se transmite de persona a persona a través de la tos, estornudos y de objetos directamente contaminados, y que tiene como peculiaridad que es un virus de fácil mutación.

Los síntomas más frecuentes son: empeoramiento del estado general, tos, dolor de cabeza, molestias musculares y principalmente fiebre.

El tratamiento se basa en la prevención (vacunación) y en un tratamiento sintomático (administración de fármacos para tratar la tos, la fiebre…)

Lo más importante del tratamiento como en otras enfermedades es la PREVENCION, para ello es importante estas medidas a tomar:

• Lavarse las manos a menudo, sobre todo después de estar en contacto con gente.

• Los pañuelos deben ser de papel, de usar y tirar y nunca de tela. No deben dejarse en ningún sitio una vez utilizados, ni siquiera guardarlos en el bolsillo. Siempre desechar.

• Evitar el contacto con personas enfermas en la medida de lo posible.

• Descansar siempre nos sienta bien.

• Evitar los besos y dar la mano a personas enfermas.

• Cubrir boca y nariz cuando tosamos o estornudemos, nunca con la mano, siempre con pañuelo desechable.

• Vacunarse.

Existen muchos mitos arraigados con el paso de los años en referencia a esta enfermedad:

• La exposición al frío causa la gripe: la gripe es una enfermedad infecto-contagiosa causada por un virus. No tiene nada que ver con abrigarse o no, a pesar de que es más frecuente en invierno.

• Gripes y catarros se producen solo en invierno: son más frecuentes en invierno pero no son exclusivos de ella.

• La vitamina C previene la gripe: a la vitamina C se le atribuyen propiedades que mejoran el sistema inmunitario en la defensa contra el virus de la gripe. Pero realmente no existen estudios científicos que avalen esta teoría.

• Los antibióticos combaten la gripe: los antibióticos actúan frente a las bacterias y no a los virus. Su tratamiento es solamente sintomático, unido a una buena hidratación y un reposo relativo.

• Solo deben vacunarse ancianos y niños: deben vacunarse niños, ancianos y toda persona considerada de riesgo como mujeres embarazadas, personas con enfermedades crónicas y personal que trabaje en centros socio-sanitarios.

• La gripe es solo un mal resfriado: Son dos enfermedades diferentes pero con síntomas similares:

• Ante fiebre elevada abrigarse y sudar: Todo lo contrario. Ingesta abundante de líquidos, llevar prendas transitables, quitarnos ropa y toallas impregnadas en agua fría en frente, axilas e ingles. Al abrigarnos y sudar podemos deshidratarnos lo cual complicará el proceso.

• Si uno se encuentra bien no puede transmitir la gripe: Durante el periodo de incubación (entre las 18-36 horas desde que el virus entra en nuestro organismo hasta que aparecen los principales síntomas) se puede contagiar la enfermedad.

Bibliografía:
• www.infogripe.com
• www.familia>salud.es

Ana Fernández López. Número de Colegiado 42825
ACTIVA San Sebastián de los Reyes – Alcobendas.