Se habla de trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) cuando la conducta del niño es más impulsiva, inquieta, inatenta o activa de lo normal, de modo persistente durante más de seis meses, siempre que alguno de los síntomas estuvieran presentes antes de los siete años; interfiriendo dicho comportamiento en las actividades cotidianas del niño.

El TDAH se caracteriza por la presencia de un conjunto de síntomas nucleares denominados triada del TDAH: hiperactividad, inatención e impulsividad.

La hiperactividad no está presente en todos los casos de TDAH observándose en 7 de cada 10 casos. La inatención, por su parte, está presente en el 100% de los casos, siendo el síntoma nuclear más habitual. La impulsividad es más frecuente en varones, y hace referencia a la incapacidad para autorregular los impulsos.

En ACTIVA intervenimos en el domicilio con niños que presentan TDAH, a través de la terapia cognitivo- conductual y la rehabilitación neuropsicológica. Para ello diseñamos programas de intervención dirigidos a modificar conductas de impulsividad, hiperactividad y déficit de atención, reforzando positivamente las conductas socialmente aceptadas, implicando en el proceso rehabilitador a la familia y al entorno escolar y social del niño.