Dificultad específica del aprendizaje de la lectura.

La lectura les cuesta mucho, es lenta y tienen frecuentes errores como:

  • Omisiones de letras o silabas (olvidar leer una letra o sílaba).
  • Sustituciones (leer una letra por otra).
  • Inversiones (cambiar el orden de las letras o silabas).
  • Adicciones (añadir letras o silabas).
  • Unión y fragmentación de palabras (unir y separar palabras de forma inadecuada).
  • Rectificaciones, vacilaciones y saltos de línea durante la lectura.

La comprensión de lo que leen es mala. Es el trastorno específico del aprendizaje más frecuente en los escolares, siendo en ocasiones la causa de fracaso escolar y repercutiendo en el desarrollo emocional del niño y de toda la familia.