La mayoría de las veces, los enfermos de esclerosis múltiple no saben dónde acudir, ya que no existen instituciones especializadas en el abordaje e intervención de dicha patología. Por dicha razón en ACTIVA hemos desarrollado un recurso dirigido a trabajar con dichos enfermos en su propio domicilio, cuya finalidad es la de paliar los síntomas derivados de la enfermedad y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa, caracterizada por la desmielinización de los axones de la sustancia blanca del Sistema Nervioso Central.

Afecta dos veces más a las mujeres que a los varones, siendo la edad de inicio más frecuente entre los 20 y 40 años.

Los síntomas de la esclerosis múltiple varían dependiendo de la localización de las fibras nerviosas afectadas, lo que hace que se presenten diferentes manifestaciones. Entre las principales manifestaciones podemos encontrar:

  • Manifestaciones visuales: la inflamación del nervio óptico, es una manifestación temprana de la enfermedad y sus primeros síntomas son dolor ocular acompañado a veces de cefalea, se observa una visión borrosa, visión doble y rara vez pérdida total de la visión.
  • Manifestaciones motoras: debilidad muscular, falta de equilibrio, temblores, inestabilidad al caminar, falta de coordinación, espasmos musculares por aumento del tono flexor…
  • Dificultades en el habla, voz y articulación.
  • Manifestaciones sensitivas: síntomas puramente sensitivos como hormigueos, sensibilidad perineal o sensibilidad vaginal disminuida, pérdida de la posición de una o ambas manos…
  • Déficitcognitivo, el cual varía en función del enfermo, encontrándose afectada la velocidad de procesamiento, memoria, aprendizaje, atención, función ejecutiva y el rendimiento en tareas visoconstructivas.