Bajo este nombre se agrupan enfermedades que afectan al sistema nervioso provocando desórdenes cognitivos, alteraciones de conducta y cambios en la regulación del organismo.

Su causa es la muerte progresiva de neuronas en diferentes regiones del sistema nervioso, siendo esta pérdida progresiva de las células nerviosas lo que origina los signos y síntomas característicos de la patología (afectación de la memoria, lenguaje, movimiento…).

La intervención adecuada en estos casos es la estimulación cognitiva, la cual puede ayudar a ralentizar el deterioro cognitivo y funcional de la enfermedad.

Enfermedad de Alzheimer

Parkinson

Esclerosis Múltiple

Demencia por Cuerpos de Lewy

Enfermedad de Pick

Enfermedad de Huntington