La depresión se puede describir como el hecho de sentirse triste, melancólico, infeliz, abatido o derrumbado. La mayoría de nosotros ha experimentado esto alguna vez durante períodos cortos.

La depresión clínica es un trastorno del estado anímico en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria durante un período de tiempo prolongado.

Entre sus síntomas destacan:

  • Estado de ánimo depresivo la mayor parte del día. En los niños y adolescentes el estado de ánimo puede ser irritable.
  • Disminución acusada del interés o de la capacidad para el placer en todas o casi todas las actividades.
  • Pérdida importante de peso sin hacer régimen o aumento de peso.
  • Insomnio o hipersomnia.
  • Agitación o enlentecimiento psicomotores.
  • Fatiga o pérdida de energía prácticamente a diario.
  • Sentimientos de inutilidad o de culpa excesivos o inapropiados.
  • Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o indecisión.
  • Pensamientos recurrentes de muerte, ideación suicida recurrente o tentativa de suicidio.

Si detecta alguno de estos síntomas no espere a que sea demasiado tarde. En ACTIVA trabajamos con la finalidad de ayudar a nuestros pacientes a superar los trastornos depresivos, basados en una orientación cognitivo-conductual; ayudando a identificar el problema y aportando a la persona las herramientas necesarias para poder afrontarlo de manera eficaz.