Nuevo año. Dejamos atrás otros doce intensos meses de trabajo y empezamos este nuevo año dispuestos a continuar en la misma línea y con la misma ilusión y buen humor; ese humor que caracteriza a todos los profesionales de nuestro centro de día y a todos aquellos que se dedican a la atención de nuestros mayores.

Aprovechamos este espacio para despedir el 2017 y para dar la bienvenida al 2018 y a todos aquellos que confían en nosotros; tanto a los que han venido haciéndolo en el pasado, como a quienes estén a punto de hacerlo por primera vez.

Muchas familias estarán dispuestas a comprobar los beneficios de nuestras terapias ocupacionales y de los diversos servicios de atención al mayor ofrecidos en nuestros centros de día; muchas familias se encontrarán tal vez, a lo largo de este próximo año, con la necesidad de atender a sus familiares mayores de una forma más especializada; con la necesidad de que éstos reciban unos cuidados que solo pueden ofrecer quienes se han preparado para ello y quienes cuentan ya con una larga trayectoria a sus espaldas.

En nuestro centro de día sabemos bien que dar este primer paso es difícil. Sabemos también que la decisión de acudir en nuestra ayuda puede generar una resistencia inicial entre quienes por su edad y acostumbrados a una vida más independiente, se encuentran por primera vez en la tesitura de necesitar atención médica, rehabilitación o terapias muy concretas. Esta tensión a la que suele someter una toma de conciencia de estas características, puede terminar despareciendo después de algunos meses, en el momento en el que unos y otros, comprueban cómo la razón por la que nacen y existen los centros de día y sus terapias, consiguen frenar y ralentizar el deterioro cognitivo que acompaña al paso del tiempo.

Usuarios y familiares deben hacer un esfuerzo inicial, no cabe duda, pero desde aquí queremos, con motivo de este nuevo año que comienza, trasladar nuestra más sincera confianza y nuestra total disponibilidad y cercanía a quienes en este 2018, vislumbren la llegada de una nueva etapa de la vida.

Nuestro centro de día continuará trabajando y desarrollando las terapias y servicios que nos caracterizan y que constituyen nuestra razón de ser; en definitiva, continuaremos trabajando y esforzándonos por conseguir alargar la independencia de nuestros mayores y por darles ese merecido lugar que les corresponde.

Os deseamos un feliz 2018 lleno de salud, de serenidad y de alegría.

Escribir un comentario:

*

Your email address will not be published.