La esclerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa, caracterizada por la desmielinización de los axones de la sustancia blanca del Sistema Nervioso Central.

Afecta dos veces más a las mujeres que a los varones, siendo la edad de inicio más frecuente entre los 20 y 40 años.

Los síntomas de la esclerosis múltiple varían dependiendo de la localización de las fibras nerviosas afectadas, lo que hace que se presenten diferentes manifestaciones, entre las que podemos destacar:

  • Manifestaciones visuales: la inflamación del nervio óptico, es una manifestación temprana de la enfermedad y sus primeros síntomas son dolor ocular acompañado a veces de cefalea, se observa una visión borrosa, visión doble y rara vez pérdida total de la visión.
  • Manifestaciones motoras: debilidad muscular, falta de equilibrio, temblores, inestabilidad al caminar, falta de coordinación, espasmos musculares por aumento del tono flexor…
  • Dificultades en el habla, voz y articulación.
  • Manifestaciones sensitivas: síntomas puramente sensitivos como hormigueos, sensibilidad perineal o sensibilidad vaginal disminuida, pérdida de la posición de una o ambas manos…

En cuanto al funcionamiento cognitivo entre el 45 y 65% de estos pacientes presentan algún tipo de déficitcognitivo, encontrándose afectada la velocidad de procesamiento, memoria, aprendizaje, atención, función ejecutiva y el rendimiento en tareas visoconstructivas. En ACTIVA trabajamos con la finalidad de establecer un programa rehabilitador, que la persona pueda llevar a cabo desde los primeros momentos de la enfermedad, con la finalidad de paliar los síntomas derivados de la misma y mejorar la calidad de vida de los pacientes.