La demencia por Cuerpos de Lewy, es una demencia relativamente joven. Se caracteriza por la degeneración del encéfalo con pérdida neuronal y presencia a Cuerpos de Lewy en la corteza y otras estructuras subcorticales.

La clínica típica de la demencia por Cuerpos de Lewy es una combinación de trastornos motores, cognitivos y psiquiátricos, confundiéndose en ocasiones el inicio de la enfermedad con la Enfermedad de Alzheimer o  la Demencia Vascular.

Como criterio para el diagnóstico de la demencia por Cuerpos de Lewy es necesario que estén presentes dos o tres de las siguientes manifestaciones:

  1. Fluctuación en el rendimiento cognitivo, existiendo variaciones intensas en el grado de atención y en el nivel de conciencia.
  2. Alucinaciones visuales recurrentes y bien estructuradas que se perciben con gran número de detalles.
  3. Trastornos motores con expresión de parkinsonismo y sintomatología extrapiramidal: rigidez, bradicinesia, trastornos de la marcha, pérdida de reflejos posturales, mioclonias, caídas frecuentes…

Además de estos criterios existen otros signos clínicos que ayudan a diagnosticar la enfermedad, como por ejemplo:

  • Caídas repetidas y síncopes (desmayos).
  • Pérdidas de consciencia transitorias no explicadas por otras causas.
  • Disfunción del sistema nervioso autónomo.
  • Alucinaciones no visuales.
  • Delirios sistematizados.
  • Depresión.

En ACTIVA contamos con planes de intervención y programas de rehabilitación que ayudan a mantener a la persona con demencia por Cuerpos de Lewy activa y estimulada, tanto desde el punto de vista cognitivo como físico, ayudando esto a disminuir o ralentizar el declive cognitivo y funcional.