Por tener buena memoria entendemos la facilidad para prestar atención a un estímulo significativo, codificarlo, almacenarlo y recuperarlo de forma rápida y eficaz.

Mantener una buena memoria implica una adecuada estimulación y mantenimiento cognitivo general, ya que con la edad se va reduciendo la actividad tanto en cantidad como en complejidad. Por ello en ACTIVA contamos con talleres de memoria dirigidos a cualquier tipo de  persona, en los cuales se pretende:

– Mantener y mejorar la función entrenada (memoria).

– Aumentar capacidad de atención y concentración.

– Mejorar las habilidades sociales de los participantes.