El Envejecimiento Activo se define como el proceso de aprovechar al máximo las oportunidades para tener un bienestar físico, psíquico y social durante toda la vida.

La forma de envejecer no solo se debe a aspectos genéticos, sino que influye mucho lo que la persona haga; es decir, su conducta, su forma de actuar, pensar y sentir. En definitiva, envejecer bien, no se debe al azar o exclusivamente a nuestros genes; se debe, en buena parte, a nuestras formas de comportarnos.  El éxito no consiste en llegar a vivir muchos años, sino en que estos años sean activos y satisfactorios

Por ello en ACTIVA hemos desarrollado programas dirigidos a personas que no presentan ningún tipo de deterioro o patología, con la finalidad de mantener la capacidad cognitiva y funcional de la persona, y favorecer así su calidad de vida.

Por ello en ACTIVA hemos desarrollado un recurso dirigido a personas que no presentan ningún tipo de deterioro o patología, y que pretenden mantener su capacidad cognitiva y funcional. Dichos programas se llevan a cabo en el domicilio de la persona, incluyéndose entre ellos los siguientes servicios:

Talleres de memoria

Programas de estimulación y actividad cognitiva

Nuevas tecnologías